Querido 2018

el

kHola 2018, debería empezar a presentarme. Soy esa persona que te espera, que te ha dejado hueco en la cama para que la sorprendas cada noche.

Verás, te voy a ser sincera. Este año he vivido mucho, he vivido de verdad, me he dejado la piel con los que han merecido la pena y he dicho adiós a aquellas que se marcharon. Me he desgastado el corazón, y el estómago de tanto reír.

Los miedos a veces me visitaron de madrugada pero he aprendido a encerrarlos. He viajado, he conocido lugares que enamoran, he fallado, la he cagado 2017 veces por decir un número, porque ya he perdido la cuenta.

He aprendido, o eso creo, y si no lo he hecho ya lo haré en el futuro.

Querido 2018 quería pedirte algo. Sé que aún no has comenzado, sé que no me conoces, sé que llegarás entre sonrisas, música, campanadas y copas de más.

Sé que serás testigo de los primeros bailes y las palabras sinceras a medianoche.

Presenciaras la primera resaca, los regalos, los te quiero y las ganas. Por ello, quería pedirte que me trates bien, que sí, que venga lo que tenga que venir, que pase lo que tenga que pasar,

pero que seas bueno, que las lágrimas no superen a la risa, que me veas luchar y triunfar y que me regales la vida.

Quiero que este año sea un cuento con final feliz, con obstáculos, batallas a capa y espada, versos, amor, amistad, salud…lo que se pide siempre.

Pedo además por pedir te pido que cuides de los míos, que improvises, que si tengo que gritar lo hare, que si he de dejarme la piel seré la primera en hacerlo….

Querido 2018 ¿Sabes qué? No estaba deseando tu llegada, no por nada, sino porque cuando vienes significa que el tiempo pasa, que Peter Pan no existe y que se cierra una nueva etapa aunque no lo parezca. Ya sabes el miedo que dan los cambios y más cuando no sabes lo que te deparará.

El futuro está en tus manos, y en las mías, así que prométeme que serás bueno, que serás profesor, salvavidas, hogar, medicina y droga, que quiero que cuando llegue tu último segundo mi yo más sincero suplique que te quedes…

Pero ya sabemos que no todo es para siempre, así que por favor, querido 2018, haz que dure, haz que sienta, haz que viva sin prisas….

 

Sorpréndeme, y no me falles, que tengo 2018 razones para ser feliz

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Juan Alfonso dice:

    Hola buenos días:
    Me gustaría saber si tienes preparado algo para el nuevo 2019.
    Me gusta ver tus videos y leer sobre lo que escribes.
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s