Hay personas que jamás regresan

No me gustan las despedidas cuando se trata de no volver a ver a alguien al que quieres. Porque yo he perdido a gente que amaba sabiéndolo o sin saber, y hoy me invaden lso recuerdos para avisarme de que quizás podría haberme desvivido mas por ellos.

Tengo gente que se esconde en las estrellas y que jamás volverá a bajar…que me habría hecho astronauta por ellos. Pero sé, que al final, hay cosas que son ley de vida y otras, ley de muerte.

He perdido almas gemelas en las que crecí, primeros amores que me dieron la vida, y las ganas de seguir viviendo, tengo abrazos que han acabado en naufragio, planes hechos añicos, tengo lejos a quienes fueron buenos amigos y a quien no tanto, lejos a quienes formaron parte de mi vida y hoy no están. Y de todos ellos…sé que ninguno se atreverá a regresar (y tampoco es que quiera)

Tengo marcas en la espalda y besos de menos porque estoy recordando a quienes se fueron para no volver. Que no los culpo ni me machaco pero la ansiedad acampa en mi pecho al saber que no estarán.

Me han roto el corazón en demasiados trozos con sus partidas que cuesta volver a estar entera…pero sé que hay personas, que hay situaciones imposibles de comprender porque no volverán.

Y me quedé con tantas ganas y tantas palabras a medio terminar que hoy vago por la calle deseando algún día volverte a encontrar.

Hay personas que jamás regresan y el tiempo créeme que ayuda a curarte. Pero siempre vagarán por tu cabeza sus nombres, sus caras y sus promesas sin cumplir…pero qué quieres que te diga

Esas despedidas repentinas que tanto odio son las que al final te acaban construyendo.

Hay personas que jamás regresan y a veces es mejor así.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Andrés Becerra dice:

    Hola sabeis que me identifico con muchos de tus poemas, hace varios años atrás conocí a una mujer de en Mallorca y dejé todo en mi país viaje por más de 20 horas en un avión 15 mil kilómetros para ir a su lado, lo más triste de mi historia es que esa mujer que para mí lo era todo me enamoré como un chiquillo,
    alquilamos un piso para estar juntos luego de varios meses me entero que era casada con un hogar familia, ella nunca me habló de eso, mi deseccion fue tan grande que intente quitarme la vida, luego salí de Mallorca con destino inserto luego de varios años viajando por varios países llegué a Chile, pero todo cambio mi vida es diferente nada es igual, luego de ser un hombre con mucha alegría con deseos de comerme el mundo, exitoso, antes de viajar a Mallorca vendí todo pensando que mi búsqueda ese amor de sueño mi otro mitad era ella, mi vida no ah sido fácil, aunque tengo y 61 años y más de 6 de lo sucedido sufro lloro a puertas cerradas nadie sabe de mi sufrimiento de día trabajo de noche lloro, pero lamentablemente así es la vida, al escuchar tu voz y tus poemas mi mente viaja a ese lugar donde mi vida fue la felicidad que siempre soñamos.
    Gracias
    Andrés
    Por favor disculpa mis errores y mi osadia de escribir

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s