Ahora somos dos extraños

el

Ahora somos dos extraños que no tienen el valor de mirarse a la cara. Porque duele y no nos culpo, pero me sabe raro que hayamos dejado de tenernos en todos los sentidos. Dos completos desconocidos que no encajan, por caminos que jamás volverán a cruzarse…porque así lo hemos decidido.

Duele saber que no sabremos el uno del otro, que ahora hablamos en pasado cuando nos preguntan por nosotros porque joder, que bonito era nuestro futuro.

No hablamos, no hay miradas que otorguen ni bocas que callen. Absolutamente nada y aunque intente no pensarlo es jodido y difícil asumir aunque se deba que en esta vida las historias llegan a un punto y final para dar comienzo a nuevos principios.

Vendimos nuestras almas al diablo por pecadores y hoy nos alejamos aún sabiendo que mi corazón es tuyo y el tuyo será mío. Pero no te preocupes, prometo que disimularé cuando mencionen tu nombre y fingiré no haber vivido a tu lado la historia más bonita de mi vida. Me  haré la loca, como si jamás hubieras existido aunque mi cabeza haya decidido hacerte huésped con derechos.

Dos perfectos desconocidos…qué mal suena eso. Con todo lo que fuimos, con todo lo que vivimos…lloraría de impotencia pero sé que tiene que ser así y que todo pasa y que las heridas terminan cerrando.

Y tú, tatuado en mi piel, serás un extraño para mí como si la vida jamás nos hubiera puesto en el camino del otro.

No nos culpo, jamás lo haría, prefiero quedarme con los besos robados, las confesiones en plena noche y el fuego de la cama de la que hicimos casa donde todo vale. Aunque hayamos perdido antes de tiempo siempre habremos ganado amor, y eso pueden decirlo pocos.

Querido desconocido del que me volví loca y por quien lo di todo, prométeme que cuando me veas actuarás como si jamás te hubiera querido, porque así duele menos. Volveremos a preguntar lo que se pregunta esas primeras veces, pero no hablaremos de nosotros, porque prometimos no hacerlo aunque soñemos con ello.

Prefiero quedármelo escondido, que lo guardemos y jamás salga del cajón. Que así las cosas se superan antes…y no por ello tiene que ser olvidadas.

Ahora somos dos extraños que no tienen en valor de mirarse a la cara…y qué difícil se me hace eso, con todo lo que fuimos y creamos….con lo poco que nos quedamos ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s