Querido verano

el

¿Sabes esa sensación que te recorre todo el cuerpo cuando se acerca algo bonito? Pues eso es lo que me invade cuando veo que el frío se va y que llega el calor pisando fuerte. Todo para demostrarme que no existen dos veranos iguales pero que cada uno intentara ser mejor que el anterior.Y yo… quiero que este verano me sorprenda.

Quiero disfrutar con quien venga en cualquier tiempo verbal y a cualquier hora. Con los que están por venir y los de siempre. Porque es verano

Y verano no es sinónimo de dejar relaciones para vivir más libre. En verano también podemos seguir conociendo a quien se cruzó por nuestra vida en enero…porque es verano. Y en el verano todo vale, incluso aventurarse en más de un cuerpo o buscar cobijo en cualquier pecho.

Quiero que julio me haga viajar sin rumbo y que el mar sea testigo de las noches locas, los besos robados y las copas de más en las hogueras

Querido verano, sé que a veces he sido mala y que no eres nadie a quien pedir codas como los reyes magos. Pero sí que quiero decirte que ojalá durante esta estación sea el secreto a gritos de alguien, una botella lanzada al mar, guía a para quien lo necesite y epicentro del caos en mitad de una fiesta a pleno día.

Ojalá podamos dormir sin pensar en el tiempo y rodearnos de aquellos a los que llevamos mucho tiempo sin ver.

Y respecto a ti y a mí, que nos encontraremos en verano, quiero que seamos una bonita historia para el recuerdo que contar a nuestros hijos cuando seamos mayores. Para que entiendan que en esa época del año donde dicen que todo vale y nada es para siempre…puede haber cosas y personas eternas.

Así que no nos cohibamos que llevamos agosto tatuado en nuestra piel, que podemos dejarnos llevar sin hacernos daño.

Querido verano, no te he puesto ninguna expectativa pero no me defraudes. Que sino  los otoños se vuelven un poquito más duros y no habría quién soportase eso. Pero también tengo miedo de que seas el mejor de mi vida hasta ahora y no quiera despedirme de ti, porque odio las despedidas y más aún si digo adiós a todo lo que algún día me hizo feliz.

Querido verano, sé que no hay dos veranos iguales y que me tienes preparadas cosas increíbles. Y sino probaremos suerte y a improvisar, porque es verano…y ya era hora de que vinieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s