Volví pero ya no estabas

Hoy quiero hablar de mi historia y de las veces que la cagué sin tú merecerlo. Te cruzaste en mi corazón en un momento complicado y en lugar de prohibirte el paso te di vía libre para hacer lo que quisieras en él….por eso la cagué. Porque después vino el agobio, los monstruos que no perdonan ni dormida y el miedo de no ser lo suficiente…no para ti sino para los dos.
Seguro que hay muchos y muchas en mi situación, digo, ¿cuántas veces te has alejado de alguien porque no era el momento? y sin embargo, cuando lo es, porque ahora lo es, ya no estabas.
No te culpo, yo habría hecho lo mismo incluso antes. Volví pero ya no estabas en nuestra esquina de siempre mirándome con esos ojos que provocaban más orgasmos que lágrimas. Joder que si penetraban, taladraban mi pecho hasta desangrarme….pero en ese momento yo solo quería ir de boca en boca sin tener que pararme a anidar en nadie.
Todo se acabó, más por mi parte que por la tuya, así lo quise, me mache orgullosa pero el tiempo se alió contigo y me hizo recordar lo que me diste, que nunca nadie me lo ha dado.

No te confundas, no volví por quedarme con la tercera opción, no regresé por tener a alguien seguro cuando la lluvia se cuela por mi ventana.

Di marcha atrás, a nuestro lugar favorito, porque empecé a querer a alguien como tú en mi vida y me vi con fuerzas y ganas como para darte todo lo que nunca te llegue a prometer. Antes no tenía intención de amarrarme a tu muelle, ya sabes, tú tan pillado y yo tan fugaz, por eso digo que nuestras estrellas colisionaron hasta destrozarse pero nunca llegaron a ser una…en ese momento.
Tiempo después me di cuenta de que si había sentido por ti, de que te echaba de menos que no es lo mismo que acordarse de alguien.

Echar de menos va ms allá y lo hacía… pero cuando volví ya no estabas aunque tampoco habría sido justo que estuvieras. Piénsalo, ¿esperar a alguien que no luchaba por ti? sería de idiotas. Ahora sé que disfrutas de la vida, aunque siempre lo has hecho, pero con otra en la mano, con otra a la que has conocido en el momento perfecto. Te lo mereces, porque yo volví tarde, muy tarde y a destiempo. Volví y no estabas pero no me habría perdonado que siguieras ahí porque eso sería egoísta. Por eso te dije que no me esperaras, porque tal vez nunca me atrevía a volver a merodear por tu mundo.
Y me merezco aprender de ésta, porque así para la próxima valoraré un poco más lo que tenía a mi lado.
Volví pero ya no estabas…y lo que me sorprendió no fue que ya no estuvieras….sino que yo hubiera sacado cojones para volver…y arrepentirme de haberme ido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s