¿Y si volvemos? Irene Jotadé y mateo Sánchez

IRENE: Hola, se me hace raro hablarte tras tantas vidas y huracanes pero me he dado cuenta de que eres lo que quiero y necesito. Te he echado de menos, te echo de menos, sigues paseando por mis sueños y eso solo tiene un porqué: que me gustaría volver contigo. No pienses que por aburrimiento o por sentirme querida, sabes que no soy así. Simplemente he vuelto a recordar lo felices que nos hicimos y que todo acabó sin motivo ni razón… Sigo queriéndote aunque me dé vergüenza admitirlo. 

MATEO: Hola, llevo demasiado tiempo esperando este momento. O quizá desesperándolo. Como me he sentido yo. Perdido, nublado, ausente. Me da miedo reconocer que te sigo queriendo… porque, a veces, en el amor, quererse no lo es todo. Pero ese miedo ya se interpuso entre nosotros una vez, ahora quiero ser valiente y decirte que estoy listo para seguir escribiendo nuestra historia. Sé que tú y yo no éramos precisamente de cuento. Pero ÉRAMOS… y eso es lo que cuenta

IRENE Tampoco pretendía que fuéramos cuento con perdices a las que devorar. ¿Por qué lo hicimos todo tan complicado? Quiero decir, ¿por qué lo dejamos si los dos nos morimos por volver? Tomarnos el café de siempre y hacer como si nada hubiera pasado, o mejor dicho, como si hubiera pasado de todo pero hayamos sabido hacerle frente. Sé que dan vértigo las segundas oportunidades pero yo ya me he puesto las alas… por si acaso. 

MATEO: Pues entonces alcemos el vuelo de nuevo, que con los pies en la tierra quizá se viva más tranquilo… pero yo no quiero eso. Prefiero turbulencias si son contigo. Porque si hay algo mejor que volar muy alto, es volar muy lejos. Tanto como alcance nuestra ilusión. Una ilusión que jamás perdí, te lo aseguro. Pero hay ocasiones en las que hacerlo fácil es lo realmente complicado y a nosotros se nos complicó. Antes despegábamos a oscuras. Ahora, si quieres, despejamos las dudas.

IRENE: Qué idiotas por hacerlo todo más difícil aunque supongo que si no lo hubiéramos hecho hoy no estaríamos aquí, diciendo que aún nos queremos y que estaríamos dispuestos a intentarlo una vez más. No sé cómo va a salir esto pero lo que tengo claro es que si algo somos es valientes. Promete que dejaremos todo el pasado a un lado y que esto será como comenzar de nuevo aunque conociéndonos de toda la vida. Si sale mal quizás es una señal de que no se puede pero ¿y si por fin es nuestro momento?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s