Dejarte ir (Mia y Sebastian)

el

A veces no puede ser pero que no os digan que no lo habéis intentado hasta quedaros sin voz. Mia y Sebastian pueden presumir de haberlo hecho.

Una historia de esas que merecen ser contada por su naturaleza y por la realidad que demuestran.

Un amor por los cuatro costados truncado por los sueños de cada uno. No fueron egoístas pero miraron por ellos mismos, por sus metas, sus pasiones, sus deseos… y en el camino hasta separarse fueron el mejor apoyo cuando todo se nubla.

No todo es fácil, siempre hay altibajos a los que hacer frente y al final de cada uno de ellos debes decidir si merece la pena.

Tal vez lo suyo no llegase a funcionar hasta el fin de los días pero consiguieron lo que muchos daban por imposible. Triunfar en aquello que les hacía felices. Un amante del jazz y una actriz, un combo perfecto para dejarse llevar, para hacer locuras, para complementarse hasta recomponerse.

Mia y Sebastian fueron sinceros y aunque lucharon contra viento y marea para que lo suyo durase toda la vida… no querían dejar ser ni dejar de hacer lo que desde siempre les apasionaba.

De aquí extraemos una gran moraleja: que nadie te frene ni frenes a nadie. Si quieres ir a por algo hazlo, y si te caes te levantas.

Lo de Mia y Sebastian no funcionó pero sé que se tendrán en el corazón y en la cabeza para toda la vida. Hay personas que marcan y ellas fueron de esas, de esas que te taladran el corazón, que te hacen abrir los ojos y que tras su partida… no te dejan indiferente.

Se quisieron y mucho, ojalá no se olviden nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s